Nuevo reglamento para las residencias del Sistema Nacional

Autoridades del Ministerio de salud de la Nación presentaron en el hospital de Pediatría Juan Garrahan de la Ciudad de Buenos Aires el nuevo Reglamento General para el Sistema Nacional de Residencias del Equipo de Salud,que se centra en los derechos de los profesionales en formación incorporando mejoras en las condiciones laborales de los mismos, que redunden en la optimización de la atención a la población.

El reglamento establece que las guardias de los residentes no podrán superar las 12 horas diarias, con un descanso obligatorio post guardia y un máximo exigible de 24 horas totales de guardias semanales. Además, el nuevo reglamento dispone que, en caso de ser necesario, habrá una prórroga de la promoción y el contrato en el caso de las mujeres que en el contexto de su residencia cursen una licencia por maternidad y deseen retornar a los centros de salud para concluir su formación.

“Necesitamos que ustedes estén bien formados para trabajar en los hospitales y centros de salud de todo el país, para así garantizar una atención adecuada al pueblo”, afirmó el viceministro de salud Nicolás Kreplak ante una gran cantidad de residentes reunidos en el salón de actos del Garrahan. “Ahora hay reglas claras”, apuntó el viceministro, quien además señaló que “el principal objetivo de las residencias es formarse, y las condiciones para ello deben adaptarse a las necesidades de los trabajadores y del pueblo”.
Respecto de la reducción de las horas consecutivas de guardia diarias, de 24 a 12, y a las 6 horas de descanso posteriores, el subsecretario de Políticas, Regulación y Fiscalización Pablo Kohan destacó que “la medida tiene que ver con contemplar a los residentes en toda su dimensión y además prevenir errores y accidentes vinculados con el cansancio”. La nueva normativa determina para los residentes una carga horaria máxima exigible de 45 horas semanales, más dos guardias de 12 horas, separadas por un mínimo de 48 horas. Además establece la gradualidad en el proceso formativo, con autonomía y responsabilidad creciente de acuerdo a los objetivos. Así los residentes del primer año siempre deberán estar especialmente supervisados.

Muchas veces desde los reglamentos a los hechos hay una gran distancia ¿Pensás que se cumplirá en la práctica o el reglamento quedará en la teoría?

Fuente 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *