Shin-byung, un síndrome que afecta a las mujeres coreanas

Shin-byung es un síndrome vinculado a la cultura que afecta a las mujeres coreanas. Las primeras etapas incluyen quejas somáticas como mareos o problemas gastrointestinales. Este síndrome es concebido por la cultura como producido cuando un espíritu intenta entrar en el cuerpo de la mujer y hacerse cargo de él física y mentalmente.

Aquellos con el síndrome reportan haber tenido sueños vívidos sobre entidades espirituales que les dicen que dejen entrar a estos espíritus en sus cuerpos. Una vez que esto comienza a ocurrir, generalmente consultan a un chamán, a un psiquiatra o a un médico para obtener ayuda.

Se dice que hay tres etapas para shin-byung. La primera de ellas es la fase prodrómica, donde la víctima experimenta los síntomas somáticos y algo de ansiedad. La segunda fase es la fase de trance. Esto es cuando la víctima informa que tiene sueños de que se le indique que permita que seres espirituales entren en su cuerpo. La última fase es la posesión. La víctima puede mostrar signos de doble o incluso múltiples personalidades de la posesión de uno o más seres espirituales.

La segunda y tercera fase puede abarcar desde unas pocas semanas hasta décadas para completarse. Una vez que la posesión está completa, las mujeres son consideradas chamanes debido a la posesión. En la mayoría de los casos, esto es bienvenido porque un chamán es un miembro muy respetado de la comunidad y es un paso adelante en la escala social para las mujeres.

En el nivel cultural, estas mujeres acuden a los chamanes y otros curanderos para ver cómo se puede remediar esto, dependiendo de la cultura, como en Estados Unidos, donde las personas serían consideradas mentalmente inestables y recluidas en una institución especial

A nivel individual, estas mujeres tienen la opción de que un chamán intente convencer al espíritu de que no controle el anfitrión que eligió, o dejar que el proceso se lleve a cabo y asumir el papel de un chamán. Si rechazan el espíritu, se cree que vivirán una vida de tormento del espíritu porque no se le permitió tomar posesión.

En la cultura occidental se han observado similitudes entre Shin-byung y el trastorno de personalidad múltiple. Todavía hay cierto debate sobre si la condición se considera una enfermedad mental o no. En cuanto a un tratamiento, no se conoce otro tratamiento que no sea el hecho de que un chamán intente convencer al espíritu de que deje solo al anfitrión y busque otro.

 

Fuente: “Shin-Byung Korean Women.” — http://anthropology.msu.edu

Traducido y editado por el Equipo Editorial de ResidenciasMedicas.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *