Un problema regional: en México también piden regular horarios de residentes

Históricamente, los abusos y los excesos en el tiempo laborable de los trabajadores, fueron el origen del comienzo de la regulación de la jornada laboral. En los últimos años, ha comenzado un serio debate acerca de la pertinencia de nuevos modelos de horarios laborales debido a la aparición de una serie de problemas provocados –nuevamente- en menor o mayor medida por horarios de trabajo excesivo: desintegración familiar, problemas de salud relacionados con el estrés, problemas de movilidad en las zonas metropolitanas, etc.

La Organización Internacional del Trabajo, así como diversos tratados internacionales suscritos por México, han establecido que la jornada laboral mínima debe ser de 40 a 48 horas a la semana aproximadamente; es decir, 8 horas diarias en promedio. No obstante, en los últimosaños se han implementado sistemas de tiempos de trabajo flexible, lo que ha hecho que la semana estándar de trabajo cada vez sea menos frecuente en las relaciones laborales.

El problema de las jornadas laborales excesivas se hace particularmente presente en el área laboral relacionada con la medicina. Conscientes de que por su propia naturaleza las especialidades médicas generan exigencias particulares, e incluso extraordinarias, las medidas adoptadas en relación con ésta área, y por extensión sus programas de residencias, tienen una lógica y una realidad propia que escapan muchas veces al dominio de las políticas públicas y a los diseños institucionales de los sistemas de salud.

El caso particular de México presenta un diagnóstico poco alentador en materia de salud; las deficiencias materiales y humanas, así como la incapacidad para satisfacer necesidades básicas de los derechohabientes, son notas distintivas de nuestros sistemas de salud, que necesitan fortalecer su nivel de atención ysus mecanismos de coordinación, entre muchas otras áreas.Debe prevalecer compromiso permanente de que en el futuro debe mejorar la gestión y eficiencia en el uso de los recursos humanos disponibles, ya que dicha demanda se intensificará en los próximos años con el envejecimiento de la población y el la diversificación de las enfermedades.

Las jornadas laborales para los médicos residentes actualmente son demasiado extensas y entendemos que las necesidades del sector salud en nuestro país son demasiadas, por lo cual en muchas ocasiones resulta indispensable tener un excedente de recursos humanos para atender dicha demanda.

Sin embargo, ante jornadas laborales tan extensas, los internos y residentes se encuentran en una situación de vulnerabilidad porno tener tiempo suficiente de reposo, descanso y satisfacción de sus necesidades fisiológicas básicas, y con ello poder ejercitar de forma correcta sus conocimientos.

Los efectos negativos de estas condiciones tienen repercusiones graves en los pacientes, quienes se encuentran a expensas de ser víctimas de un error médico que en algunas ocasiones puede ser mortal.

Es preciso resaltar que el solo cumplimiento de jornadas laboral es tan extenuantes para los médicos crea condiciones contrarias a sus derechos humanos, los cuales no solo deben ser reconocidos, sino respetados en la práctica.

La duración máxima de la jornada será: ocho horas la diurna, siete la nocturna y siete horas y media la mixta.

Durante la jornada continua de trabajo se concederá al trabajador un descanso de media hora, por lo menos.

Es preciso mencionar que la norma anteriormente citada es de observancia general en toda la República y es reglamentaria de las relaciones laborales del artículo 123 apartado Ade nuestra Constitución. No obstante, tratándose de las jornadas laborales de médicosresidentes, el Poder Ejecutivo Federal a través de la Secretaría de Salud tiene la facultad de emitir las Normas Oficiales Mexicanas que regulan las condiciones y los horarios de trabajo de los residentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *