Un pegamento experimental pronto podría arreglar huesos rotos

Investigadores suecos han estado experimentando con una nueva sustancia adhesiva que permitirá reparar las fracturas óseas con mayor facilidad y seguridad. El nuevo adhesivo podría hacer que la reparación ósea sea mucho más rápida.

Los dentistas han sabido cómo reparar los dientes rotos durante mucho tiempo, y se utilizan diferentes tipos de adhesivos y métodos dependiendo del daño que se diagnostica. Este proceso generalmente se conoce como «unión». El hecho de que sepamos cómo reparar los dientes de esta manera puede suponer que los huesos fracturados en otras partes del cuerpo también pueden solucionarse fácilmente con un adhesivo adecuado.

Sin embargo, esta estrategia ha sido hasta ahora muy problemática, y los investigadores han luchado para encontrar un «pegamento» efectivo para los huesos dañados. ¿Por qué?

Esto tiende a ocurrir porque los adhesivos no son lo suficientemente fuertes para mantener el hueso unido, no se fijan correctamente en el ambiente interno húmedo del cuerpo o no son biocompatibles. Esto significa que son tóxicos dentro del cuerpo o que son fácilmente rechazados por él.

Pero recientemente los investigadores del Real Instituto de Tecnología KTH en Estocolmo, Suecia, han desarrollado un adhesivo que, argumentan, no tiene ninguno de los problemas mencionados anteriormente.

Este «pegamento» utiliza la misma técnica de unión básica aplicada en odontología, el acoplamiento de tiol-eno (TEC), que se endurece de manera confiable incluso cuando se expone al agua y al oxígeno.

Michael Malkoch, quien es profesor de tecnología de fibra y polímeros en el Instituto KTH, y sus colegas, ya han probado este adhesivo in vivo (en huesos de ratas) y están muy satisfechos con los resultados.

Esto tiene el potencial de «desbloquear una nueva era de nuevos adhesivos biomédicos TEC de alto rendimiento con biocompatibilidad no satisfecha», escriben los autores en la introducción de su artículo, que fue publicado en la revista Advanced Functional Materials.

La técnica adhesiva de los investigadores es de tres capas, muy parecida a un emparedado de cola y fibra biocompatible. Primero, se coloca una capa de pegamento de «cebado» sobre la superficie del hueso, para que el adhesivo pueda comenzar a filtrarse en el tejido óseo.

Luego, se agrega un parche de fibra para reforzar la resistencia final en el adhesivo. Una capa final de pegamento se coloca en la parte superior para completar este enlace.

El profesor Malkoch y sus colegas explican que este procedimiento no dura más de unos 5 minutos y que la sustancia es un 55 por ciento más fuerte que el adhesivo dental disponible en el mercado.

«Finalmente hemos logrado identificar un adhesivo realizable quirúrgicamente para reparar fracturas óseas», agrega el Prof. Malkoch.

«La química, los materiales y la metodología que utilizamos dan como resultado una extraordinaria adherencia y fijación al hueso húmedo», dice, «lo que en la mayoría de los casos es increíblemente difícil».

Fuente: “Experimental glue could soon fix broken bones.” — MNT

Traducido y editado por el Equipo Editorial de ResidenciasMedicas.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *