Entrevista a residente de Terapia Intensiva

 

¿Cómo fue tu experiencia en el examen de residencias? ¿Rendiste en otros lugares?

La verdad que traté de tomarme los exámenes como algo súper normal, como si fuera cualquier final de la carrera… obviamente que no me salió, es imposible no sentir que te estás jugando la vida en un papelito con 100 preguntas. Y me cuesta mucho ser objetiva ahora, porque lo puedo ver en retrospectiva, y la conclusión es que la premisa NO es “residencia o muerte” como yo me lo planteaba en ese momento. De todas maneras fui a rendir lo más tranquila que mi personalidad me permitió, traté de usar la lógica y la poca experiencia que tenía en la medida en la que los exámenes me lo permitieron (igual siempre hubo preguntas que por más lógica que se aplicara no había caso) y de mentalizarme que lo que tuviera que ser, iba a ser. Rendí en un privado (fue el primero y sin la intención de quedar, fui a rendir más como para ver “qué onda”) en municipalidad y en provincia. El privado fue el primer lugar en el que quedé. Fui a la entrevista, sin saber ni qué decir, ni qué hacer, conocí la terapia y no me gustó. Dije “gracias, pero no, gracias” y aposté a los públicos (sin saber todavía cómo me había ido). Por suerte quedé más o menos bien en Provincia y en Muni y pude elegir mi primera opción.

¿Dónde es tu residencia? ¿Cuantos años dura?

Mi residencia es el Hospital Dr. Luis Guemes de Haedo. Dura, como todas las residencias de Terapia en la provincia 4 años, incluyendo el año por rotación en Clínica Médica (que se hace en el mismo hospital)

¿Qué hacés en un día común de tu residencia? ¿Cual es la carga horaria?

Trabajamos de lunes a viernes y sábados hasta el mediodía. El residente de primero llega a las siete o siete y media para sacar sangre arterial de los pacientes y a las ocho y media arranca el pase de guardia, que lo hacen los médicos de planta que estuvieron a cargo de la guardia. Después de eso se reparten los pacientes (el de primero solo tiene dos pacientes) y el resto entre los de segundo y tercero, rotantes y plantas. Hacemos una recorrida cama por cama con un examen físico rapidito y se toman las conductas a seguir durante la mañana (cultivos, tomografías, maniobras) Los de primero se quedan con sus dos pacientes y el resto seguimos a ver a los otros con el resto de la planta. La mañana pasa bastante rápido, sobre todo por el dinamismo del paciente de UTI, y los de segundo y tercero nos encargamos de controlar las salas, las indicaciones, ayudar al de primero, al rotante. Al mediodía hay otro pase hecho por el residente que estuvo a cargo del paciente, en el que se cuentan las conductas del día, las interpretaciones diagnósticas, se ven laboratorios y cultivos y se dejan las pautas para la guardia. A la tarde hay actividad académica, clases, ateneos, lectura crítica de artículos.

¿Rotas fuera de tu hospital? ¿Dónde?

Las rotaciones son tres. En primer año se rota un mes en anestesio en el hospital, para manejo de vía aérea dificultosa, uso de máscara laríngea y demás dispositivos. En segundo se rotan 10 semanas en cardio, puede ser en el Posadas, en el Santojani, en el Austral o en algún otro que la jefatura acepte. Y en tercero hay tres meses de rotación electiva que se pueden partir. Se puede hacer en otra terapia (por ejemplo en la terapia de algún hospital monovalente como el Quemados o el Muñiz), en otro servicio (siempre justificando la relación con el área crítica), o en el exterior.

¿Qué cursos tienen durante la residencia?

Tenemos un bloque de formación común igual a todas las residencias de provincia (se hace inglés, metodología y esas cosas), el curso superior de SATI, y después hacemos el ACLS y otros cursos afines a la especialidad

¿Cómo es la vida social de un residente de tu especialidad?

Por una cuestión lógica de tiempo, no es la misma vida social que cuando uno está en la facultad. Se pasan unas cuantas noches fuera de casa y cuando estamos en casa en general estamos cansados, pero tampoco es que dejamos de ver a toda nuestra familia, ni amigos. Yo estoy por entrar al último año y fueron muy pocas fechas importantes en las que no pude estar. Es más, pude seguir yendo a la gran mayoría de los recitales de las bandas que sigo hace años. Y como el resto de mis compañeros seguimos con las actividades que teníamos antes de entrar.

¿Cuál es la salida laboral una vez terminada? ¿Cómo es la remuneración?

En general hay bastante salida laboral, arrancamos desde chiquitos cubriendo alguna guardia de algún planta y después se van generando contactos. No hay muchos intensivistas así que es un mundo chico. Y respecto a la remuneración estamos en plan de lucha para que se aumente la guardia y se respete que es una unidad cerrada, con lo que implica ese desgaste y esa responsabilidad.

¿Algún consejo para quiénes van a rendir examen de residencias?

No crean que es “Residencia o Muerte”. Hagan todo lo posible para entrar porque es la mejor opción en formación, pero no se desanimen si no entran. Estudien y respondan con criterio y lógica. Ah, y duerman la noche antes.

¿Algo que quieras comentarle a alguien interesado en tu especialidad o en hacer la residencia en el mismo lugar que vos?

La terapia intensiva es dura, la muerte camina al lado nuestro todos los días. Por eso hay que estar muy convencido de querer hacer eso. Porque la gratificación más grande es cuando vemos al paciente que entró en estado sumamente crítico y sale caminando del hospital, y sabemos que tuvimos que ver con eso, que estuvimos al lado suyo, que le aplicamos el tratamiento adecuado, que le agarramos la mano cuando se extubó. Y el que no llegó a ese punto, por cosas que sobrepasan a la medicina, recibió cuidados óptimos de todo un plantel capacitado para que nunca pierda la dignidad ni su “ser humano”
Respecto a las guardias son 8 en primero, días rotativos, 6 en segundo (una fija por semana y dos de finde) y 4 en tercero (sólo la fija de semana). En todas hay dos o tres médicos de planta que están atrás de todo lo que hacemos y los jefes van de lunes a sábados desde la mañana hasta que termina el pase.
Las puertas de nuestra terapia están abiertas para todo aquel que la quiera conocer y charlar con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *