inareps

Entrevista a residente de psicología clínica en el I.Na.Re.P.S

¿Cómo fue tu experiencia en el examen de residencias? ¿Rendiste en otros lugares?

Fue una época difícil, de mucho estudio y dedicación. Decidí rendir varios exámenes, además del I.Na.Re.P.S, rendí en provincia y también en un Hospital Privado. Mi idea era quedarme en Provincia de Buenos Aires, en particular en Mar del Plata o la zona, así que descarte rendir en CABA.
En lo personal fue un gran desafío, mi objetivo era ingresar en una residencia y el resultado fue muy satisfactorio. Objetivo más que cumplido.
Es una experiencia única desde el momento de decidir estudiar hasta el de adjudicar el puesto, pasando por el día del examen. El examen fue una oportunidad para reunirme con amigos y excelentes colegas con los cuales compartimos meses enteros dedicados a la lectura; y al debate continuo respecto del lugar del Profesional Psicólogo y del Psicoanálisis en el Hospital.

¿Qué hacés en un día común de tu residencia? ¿Cuál era la carga horaria?

Todos los días son diferentes. La residencia está organizada para que los residentes de 1er año nos dediquemos a pacientes adultos internados, con todas las actividades que ello conlleva, como pases de sala, evaluaciones conjuntas con otros profesionales y participación comités de evaluación. Además se realizan rotaciones internas en los distintos servicios del hospital. En 2do año, se continúa con la atención de pacientes adultos pero se pasa a la modalidad ambulatoria y se incorpora la atención de niños y adolescentes. Y si bien todavía no tenemos residentes de 3er año, está estipulado que se continúe con la misma atención de pacientes ambulatorios y con el acompañamiento de los residentes ingresantes en el abordaje del sector de internación.

Las actividades están relativamente organizadas y cada uno puede establecer los horarios que dedicará al consultorio, sin embargo no estamos ajenos a las urgencias e imprevistos que se presenten en el día, a las guardias y todo lo que una institución de salud conlleva, y en particular lo que la salud mental exige.

¿Rotas fuera de tu hospital? ¿Dónde?

Como somos una residencia nueva, las rotaciones se van organizando sobre la marcha. Para 2do año ya se han realizado rotaciones en el área de Salud Mental del Hospital Regional, así como también en el sector de Cuidados Paliativos y Oncología. Ambas con una duración de 3 meses. Además están estipuladas rotaciones en el Hospital Materno Infantil, en una institución dedicada al abordaje de adicciones y en un hospital neuropsiquiatrico.
Y en el 3er año de la residencia, cada uno tiene la posibilidad de realizar una rotación a elección dentro del país o en el exterior.

¿Qué cursos tienen durante la residencia?

Tenemos muchos cursos compartidos con otras residencias del Hospital, donde tenemos la posibilidad de conocer las diferentes patologías que se tratan y cómo es el abordaje desde cada servicio y cada profesional.
Pero también hemos organizado pequeños espacios que nos permiten alternar la práctica con la teoría, en un intento de no alejarnos de nuestro lugar como Psicólogos. Así realizamos ateneos, presentación de casos, pases internos y grupos de estudio.
El Instituto además nos permite la participación en congresos y la realización de cursos en otras instituciones, ya sea en universidades o en las distintas sociedades que nuclean la profesión, con total libertad y la predisposición para viajar a donde se lleven a cabo.

¿Cómo es la vida social de un residente de psicología?

Como lo era antes de la residencia. El ingreso en la misma no cambia la vida social que se lleva, creo que permite conocer mucha más gente, otros profesionales que en el día a día se convierten en amigos. Se tiene tiempo para estudiar, trabajar y continuar disfrutando.

¿Cuál es la salida laboral una vez terminada? ¿Cómo es la remuneración?

La salida laboral es buena, uno siempre va a tener la posibilidad de terminar la residencia y trabajar en consultorio privado, en distintos hospitales, instituciones, ya sea de rehabilitación, salud mental, discapacidad, etc.
Lo que hace la diferencia creo que es la formación que uno adquiere y la profesionalidad con la que aborda cada uno de los pacientes. No puedo dejar de mencionar que el trabajo interdisciplinario con Psiquiatras y otros profesionales es lo que permite después de la residencia, ser tenidos en cuenta al momento de una recomendación o la derivación del paciente.

¿Algún consejo para quiénes van a rendir examen de residencias?

El consejo es que se animen, que se decidan a pasar por esa experiencia que es maravillosa y que es única. Que rindan todos los exámenes, que se acerquen a conocer cada uno de los lugares, que se informen y conozcan las distintas patologías que se tratan acá y que si les gusta trabajar en equipo, entonces se embarquen en esta experiencia.
Como somos una residencia muy nueva necesitamos de profesionales con mucho entusiasmo, con dedicación y con ideas novedosas para continuar todos juntos armando un lugar nuevo al que los Psicólogos nos vamos incorporando.

¿Algo que quieras comentarle a alguien interesado en hacer la residencia en el mismo lugar que vos?

Repito, que se comunique con el Instituto, con los residentes, que se acerquen a conocernos que serán bien recibidos, que estamos dispuestos a contarles lo que hacemos los Psicólogos allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *