Entrevista a médico pediatra

El horario común de entrada es a las 8 de mañana, el médico residente* que estuvo de turno el día anterior realiza el llamado “Pase de Guardia” en donde transmite a los residentes presentes, médicos internos y médicos de planta las novedades de cada uno de los pacientes internados y los nuevos pacientes que ingresaron durante la misma. Cuando este finaliza, los residentes de años superiores se organizan con los de los primeros años para planear y discutir la dinámica de trabajo de ese día en relación a los pacientes internados, las indicaciones terapéuticas y los exámenes complementarios que se deben realizar según los pacientes que se tenga asignado. Una vez finalizado el plan diagnóstico y terapéutico comienza la recorrida por la sala, en primer lugar los residentes de los primeros años y luego los residentes de años superiores junto a los médicos internos y de planta. Finalizado esto cada uno se encarga de la labor que según jerarquía debe cumplir para poder realizar durante la mañana todo lo que el paciente internado requiere en lo que a su diagnóstico y tratamiento implica. Pasado el mediodía hacemos otro pase de guardia pautando esta vez las conductas a realizar con cada paciente de la sala. Almorzamos y luego se evoluciona en la historia clínica todo lo sucedido durante el día. Finalmente el jefe de residentes o algunos de los médicos internos dan una clase.

¿Rotaste fuera de tu hospital? ¿Dónde?

Para los que hacemos Pediatría en un hospital general nos es obligatorio poder salir a rotar en otros hospitales monovalentes en donde podamos empaparnos de mayor cantidad de conocimientos de las diferentes ramas de la especialidad. Normalmente los hospitales de Capital Federal en los que uno rota son Hospital Gutiérrez, Hospital Elizalde y Hospital Garraham. Tuve en el cuarto año de residencia y en el modo “rotación libre” la posibilidad de rotar en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona debido al interés que tengo en un área específica de la Salud Mental.

¿Qué cursos tienen durante la residencia?

Los cursos obligatorios que tuve durante mi residencia son el Curso Superior para Médico Pediatra, Curso de Metodología de la Investigación y Curso de Inglés. Hay también otros cursos optativos que la mayoría de los que hacemos pediatría también los realizamos como el Curso de Medicina Interna que se dicta en el Hospital Gutiérrez o cursos de interés personal como el Curso de Payamedicina.

¿Cómo es la vida social de un residente de tu especialidad?

Cada especialidad tiene sus características en las diferentes áreas del hombre en la era postmoderna, características que se notan tanto en la personalidad como hasta en la manera de hablar. En cuanto a lo social puedo decir que no tuve grandes restricciones sociales, claro que en primer año cambia radicalmente la vida de uno ya que no solo se tienen nuevas y grandes responsabilidades sino también que los horarios y las guardias modifican la rutina que se tenía previamente al ingreso al hospital. Lo complejo creo, está en que otros que no son médicos puedan entender el ritmo de vida que uno lleva, la vorágine diaria, las horas de trabajo y la pasión que uno a pesar de todo esto pone en el día a día. Para mí es importante aconsejar que todos los residentes debieran tener fuera del hospital otras actividades sociales o lúdicas que permitan descargar y/o sublimar.

¿Cuál es la salida laboral una vez terminada? ¿Cómo es la remuneración?

Podría dar tres opciones para lo que es la salida laboral en un pediatra: La más común sobre todo en el primer tiempo de terminada la residencia es la de médico de guardia, porque es lo que uno más está acostumbrado a hacer y porque también hay mucha demanda. La otra posibilidad es dedicarse al consultorio, esta opción viene un tiempo después y es la que más caracteriza al pediatra. La última y es la opción que tomé yo, es hacer un postgrado para especializarse en otra rama de la pediatría, en mi caso Salud Mental Pediátrica. En cuanto a lo remunerativo, todo depende del lugar en donde uno realiza la actividad no solo en el número que uno recibe sino este en relación a las horas y al trabajo en particular; la remuneración es buena en general pero tengo una vieja creencia que lo bajo está en relación a la responsabilidad que se asume, principalmente en el trabajo de guardia.

¿Algún consejo para quiénes van a rendir examen de residencias?

Sí, que solo es un examen y lo único que requiere es estudio pero nada dice del médico que después se va a formar en una residencia. Es improtantísimo disfrutar de la lectura médica pero también complementar con actividades remotamente distintas (particularmente en mi caso arte o deportes). La preparación debería ser de Lunes a Sábado entre 8 a 12 horas diarias y hacerlo con todo el esfuerzo posible, pero el Domingo se usa para descansar.

¿Algo que quieras comentarle a alguien interesado en tu especialidad o en hacer la residencia en el mismo lugar que vos?

Sí, que venga y vea…

(*) Aclaro, en la entrevista cuando me refiero a “residentes” también me refiero a “concurrentes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *